Quiénes Somos 

 Qué es  la fundación

Fundación Vínculo es una institución sin fines de lucro que nace para facilitar el desarrollo humano en todos sus ámbitos a partir de la filosofía, pedagogía, metodología y didáctica de la Pedagogía de los Vínculos.

Lo que buscamos es promover y acompañar un proceso de humanización de todos los actores de la sociedad, formando líderes que trabajen por el amor, vínculos sanos y nutritivos a través de su testimonio y sus acciones, para generar así una verdadera transformación social.

Si bien nuestra primera línea de trabajo está dirigida al liderazgo personal, la autorrealización y el crecimiento del índice de felicidad individual y de la comunidad, trabajamos por expandir nuestro trabajo también al resto de la sociedad. Para eso realizamos muchas actividades tanto en Chile como en el extranjero.

 Qué  nos inspira

Nuestro trabajo está inspirado en la Pedagogía de los Vínculos y en la figura del bambú, “la hierba de acero”.

Durante los primeros siete años el bambú crece hacia “abajo” para profundizar sus raíces y así asegurar su fuente de agua. Es un tiempo en el que se forma la estructura de fibras que le dará firmeza. Una vez que está listo, crece rápidamente. En solo seis semanas llega a medir hasta 30 metros. Es tan resistente que una caña llega a soportar el peso de un oso panda adulto sin quebrarse. Además es sumamente versátil, por algo se le ha bautizado como “la planta de los mil usos”.

El bambú nos inspira porque queremos transformarnos en hombres y mujeres con raíces tan profundas que nos permitan enfrentar la vida con fortaleza y flexibilidad.

Queremos ser capaces de construir un mundo interno potente, que le de sentido y trascendencia a todos los estímulos externos y para ver en cada uno una oportunidad de aprendizaje. Queremos llegar a ser versátiles frente a un mundo de cambios e incertidumbre. Crecer rápido ­como exige el mundo actual­, pero con una base firme y una estructura sólida. Queremos saber administrar con sabiduría la dimensión más externa de nuestra existencia (lo que hacemos), con la más interna (lo que somos). Saber cultivar y mantener un contacto profundo y significativo con el que nos regala la vida./span>

Queremos poder vincularnos con los demás en verdadera comunidad –sin distinción ni juicio alguno­ acompañándonos, alimentándonos y conteniéndonos en nuestros procesos respetuosa y amorosamente, valorando como un regalo nuestra existencia única. Buscamos que desde la sencillez y la belleza interior, podamos en libertad vivir desde el ser y no el poseer ni aparentar poseer. Queremos aspirar a lo más alto que podamos llegar de acuerdo a lo que somos y promover a través nuestro que otros logren lo mismo.

Queremos estar al servicio de una humanidad que necesita con urgencia hombres y mujeres nuevos, líderes de sí mismos, capaces de morir a sus egos y a sus miedos para darse por amor a los demás. Queremos potenciar la riqueza interior para que cada uno pueda encantar como focos de luz a una nueva sociedad.

Misión Visión


Queremos acompañar y facilitar procesos de integración personal que permitan su plenitud y autorealización desde el amor.
De esta forma también queremos generar nuevos vínculos entre las personas , que permitan formar hombres y mujeres nuevos para una nueva sociedad. Queremos formar personas firmes y flexibles que puedan transitar del miedo y la desconfianza al amor y la comunión.


Anhelamos reconstruir vínculos amorosos con nosotros mismos, con los demás, con el universo y lo trascendente, para transformar la vida dándole propósito, fecundidad y felicidad que se comparta, nutriéndonos a todos.

Nuestra Historia


El sueño de armar una fundación comenzó a gestarse, subterráneamente, en 1996, año en que Trinidad Ried y Andrés Goycoolea fundaron ­ junto a sus familias ­ el colegio Santa Cruz de Chicureo con un planteamiento pedagógico distinto a todo lo que existía en ese momento. El objetivo central era dar forma a un proyecto educativo que diera vida a una nueva manera de ver y vivir la educación, donde los niños y jóvenes no sólo pudiesen aprender y desarrollar al máximo sus habilidades académicas, sino que también pudiesen efectivamente formarse como personas firmes y flexibles para el mundo de hoy (www.colegiosantacruz.cl).

Motivados por la riqueza humana y los frutos de su propuesta en la comunidad educativa, Trini y Andrés quisieron compartir su visión fuera del ámbito escolar. La meta era amplificarlo a todos los campos del desarrollo humano. Para eso, Trini comenzó a dar vida a talleres, conferencias, un diplomado y seminarios sobre la importancia de los vínculos para aprender conocimientos y experiencias que luego dieron vida a su primer libro sobre el tema: “La Filosofía del Bambú. Personas firmes y flexibles para el mundo de hoy.” (2016)

Con ganas de amplificar aún más su visión del mundo y de aportar a un proceso de transformación real de la sociedad, a fines del 2015 invitaron a un grupo de profesionales de los más diversos campos a soñar juntos.

Entusiasmados con la propuesta y con el firme propósito de emprender la cruzada de humanizar a las personas, nace entonces la idea de formar una fundación.

Solo meses después (marzo 2016), Trinidad, Andrés y otros 17 soñadores firman la primera acta que da inicio oficial a Fundación Vínculo.