Rigor, Apertura y Sencillez

Cada vez que abordamos una actividad o un contenido para compartir con quienes nos siguen y/o se inspiran con nosotros, siempre hay tres criterios fundamentales que tomamos muy en cuenta:

Rigor

En cuanto a la seriedad de nuestras fuentes y un exhaustivo estudio de los temas que vamos a tratar y un espíritu crítico de las diferentes posturas para exponer nuestro mirar. Si bien siempre va a ser nuestro punto de vista, nos queremos alejar de la opinología, el saber infantil y las falsas verdades que abundan en la actualidad. Para esto dedicamos muchas horas de trabajo al estudio profundo y transdisciplinario de cada tema que vamos a abordar.

Apertura

No obstante, la rigurosidad de nuestras posturas, siempre estamos abiertos a aprender y conocer lo que otros nos puedan aportar, enriqueciendo las miradas y jamás creyéndonos dueños de la verdad. La apertura es el espíritu de la madurez intelectual que sólo sabe que nada sabe y que siempre debe estar abierto a aprender de otras culturas y personas.

Sencillez

Si bien nos caracterizamos por ser rigurosos y abiertos en nuestro compartir, siempre haremos el máximo esfuerzo por presentar las actividades y los contenidos de manera sencilla, amable, universal, de modo que todos se sientan interpelados por nuestra Re-evolución Amorista. Por lo mismo, siempre se presenta como una posibilidad o camino a seguir, pero no nos adueñamos de la sabiduría ni nos creemos gurúes. Sólo presentamos nuestro andar por si le sirve a alguien más.